Acné

by Lula

 

El acné es una afección cutánea que compromete a las glándulas sebáceas y al folículo piloso. Según cómo se presente y el tipo de lesiones que genere, se distinguen distintos tipos de acné, el acné vulgar, el cosmético, el infantil, etc.

La piel está llena de poros que le permiten respirar y eliminar sustancias de desecho. En cada poro se localiza un folículo piloso, que aloja un cabello, y una glándula sebácea. Las glándulas sebáceas segregan grasa para lubricar la piel. Pero, ¿qué pasa si este poro se obstruye?

Aunque puede presentarse a cualquier edad, el acné es más frecuente en la adolescencia, con los desajustes hormonales. No obstante, existen otros factores que causan acné.

Durante la pubertad, las glándulas sebáceas suelen tener una sobreestimulación, de tal manera que el exceso de secreción de grasa llega a obstruir el poro dificultando el normal desarrollo del folículo piloso, donde nace el vello.

A este taponamiento se le llama comedón, una acumulación de desechos y bacterias. Si este tapón se rompe, se produce una irritación e inflamación en la zona afectada. Y si esto ocurre en capas más profundas de la dermis puede causar incluso quistes.

La zona afectada se convierte entonces en un lugar propicio para ciertos microorganismos descomponedores que terminan por causar una infección e irritación local.

El acné se manifiesta en forma de comedones, pústulas, enrojecimiento o inflamación. Las espinillas son los comedones abiertos, que han sido obstruidos o recubiertos por queratina y grasa, y se han oscurecido. También se pueden observar como unos granos internos con inflamación, los comedones cerrados, que aún no han experimentado una apertura al exterior.

Su extensión afecta generalmente a la cara, sin embargo también puede alcanzar la zona de los hombros y brazos, el pecho y la espalda e incluso las piernas y los glúteos.

Algunos cosméticos también pueden producir comedones, obstrucción, granos. Esto se puede producir según el tipo de aceite empleado en su formulación,  el estado de dicho aceite, es decir, libre, emulsionado o saponificado; según el tipo de piel, el clima o las propias circunstancias de una piel en concreto.

El tratamiento del acné desde el punto de vista de la cosmética natural, procura reducir las infecciones y la inflamación y contribuir a una rápida cicatrización de las heridas. La limpieza y regulación de la secreción sebácea puede tratarse también con determinadas plantas y aceites empleados en los jabones naturales.

Por ejemplo, el eucalipto y el romero ayudan a limpiar la grasa de la piel, la desinfectan, la tonifican y favorecen la cicatrización. El aceite de jojoba actúa como seboregulador y no es comedogénico, tampoco el aceite de argán, por tanto se pueden emplear como aceites especiales para enriquecer el jabón. Otros aceites vegetales tienen propiedades regenerantes que contribuyen a reestructurar la piel dañada por las lesiones, pero, si son comedogénicas, es importante que no queden libres en el jabón, sino que pasen el proceso de saponificación. De este modo no deberían cerrar los poros.

Estudiando sobre estas peculiaridades y propiedades, Lula se ha valido de unos ingredientes y un proceso aconsejables para formular su Jabón de Eucalipto y Romero.  Y parece bien acertado, porque está resultando muy eficiente a las pieles acnéicas.

Cómo podemos aliviar el acné:

Ante todo sabemos que un jabón no hace el milagro, sino que también hay que mantener la piel en forma con una alimentación e hidratación adecuada.

Procura tener la piel limpia, porque ya hemos visto que el exceso de grasa, el sudor y la suciedad son focos de infección susceptibles de originar acné. Es aconsejable lavarse con un jabón natural adecuado a tu piel, que limpie la grasa, pero sin resecar. Y sin abusar.

Evita cosméticos que puedan resultar comedogénicos. Lula os recomienda su Jabón de Eucalipto y Romero, según la experiencia de quienes lo usan habitualmente.

Hay que tener en cuenta que, cuando se usa un jabón natural para paliar el acné, al principio pueden aparecer granos, resultantes de la limpieza depurativa de los restos de suciedad que aún hay en la piel. Una vez purificada, la piel empieza a lucir un aspecto mucho más saludable.

No obstante, estamos hablando sobre una enfermedad de la piel, por lo que lo más indicado y  recomendable sería consultar a un dermatólogo.

Y ahora que ya hemos aprendido un poco más sobre el acné, ya es hora de controlarlo.

Si lo pruebas, cuéntanos qué tal te ha ido a ti.

Gracias por informarte,

Lula

http://jabonjabonlula.com

Imágenes Relacionadas:

Compartir este artículo

Comentarios

  • 23 octubre 2011

    Hola Lula,

    Ante todo, gracias por responderme, y muchas gracias por los ánimos, que en estos tiempos que estoy viviendo, buena falta me hacen. Desde luego.

    Es sorprendente, la fe ciega que tenemos en la medicina moderna, la fe ciega con la que depositamos en los médicos nuestra vida y salud sin cuestionarnos nada, sin preguntarnos si la cantidad de químicos que ingerimos realmente nos ayudan más que perjudican nuestra salud. Sin cuestionarnos si realmente esa persona que lleva bata blanca es una persona sensata y tiene afán por aliviar nuestros males.

    Yo, por suerte o por desgracia -más por desgracia diría yo-, he abierto los ojos ante un mundo que desconocía por completo, he corrido el velo de la ignorancia total que sume a todos los ciudadanos de a pié en un profundo sueño del que por desgracia todos algún día despertarán, y el hacerlo, -de buena o mala manera-, al final supone un gran esfuerzo, pues el comprender que las Empresas Farmacéuticas son unas autenticas asesinas que poco o nada les importa las vidas de los enfermos y que los médicos son sus sicarios a sueldo que disfrutan de jugosas vacaciones/comisiones por recetar sus químicos(independientemente de lo buenos o malos que sean). Es, cuanto menos, un palo bastante grande el aceptarlo, y por qué no, extrapolarlo al resto de la sociedad que nos rodea. Por que al final, todo lo mueve el dinero, y la calidad, la salud, y la vida de las personas, no vale una mierda, cuando hay intereses de por medio. Es duro, muy duro aceptarlo. Pero siempre nos excusamos en que, ”bueno, las cosas malas le pasan al vecino, pero no a mi”.. grave error.

    No hay día que pase, sin recordar la voz del médico comentándome que los efectos secundarios solo aparecen cuando estás en tratamiento. Ya a pasado un año y medio, y continúo igual o peor, y las expectativas de mejoría, son escasas, según mi oftalmóloga.

    El giro de 180 grados que ha dado mi vida, ha sido un palo tremendo, he sufrido depresión por todo esto, la idea del suicidio ha rondado mi mente durante mucho tiempo, y aún no termino de aceptar mi situación al 100%, aunque por suerte, y gracias a la psicóloga, voy saliendo adelante. Pero me va costando, vaya que si me cuesta.

    El hecho de crear el blog, es para mí, una forma de alivio, una forma de advertir al mundo de lo que te puede suceder si ingieres químicos, una forma de encontrar más gente que sufre lo mismo que yo, por eso intento moverme por muchos blogs relacionados con el acné y la salud, para que se vea la cara oscura que nadie quiere ver al bendito fármaco que tanta fama tiene, o mejor dicho, tenía, por que lo están empezando a poner en tela de juicio en varios países, y sospecho que más pronto que tarde, acabarán retirandolo del mercado. Ojalá.

    Agradecería, que añadieras un link a mi blog en tu blog, sin duda que es precisamente lo que pretendo, difundir mi mensaje, y alzar la voz a los cuatro vientos, para que nadie tenga que pasar por lo que yo estoy pasando.

    Y bueno, no me extiendo más Lula, de veras que gracias por responderme, y sobre todo, gracias por comprender la situación, que no todo el mundo tiene la capacidad de entender el sufrimiento ajeno.

    Un abrazo.

    David

    • Lula
      4 noviembre 2011

      Para eso estamos, David. Yo, desde mi blog, seguiré poniendo mi granito de arena.

  • 13 octubre 2011

    Hola

    Ante todo no quiero infundir miedo, ni nada de eso, pero esta es mi historia, y quizas sirva para que otros se decidan o no, a tomar el medicamento, que ya algunos conoceréis..

    Estuve tomando Dercutane(Isotretinoina) durante casi 9 meses, tome un total de 10Gramos, que para mi peso, 65Kilos, es la dosis maxima recomendable que se puede dar.

    Yo tenia un acne leve de tipo nodular, es decir me salian pocos granos pero internos y tardaban mucho en irse, por esto el dermatologo decidio darme estas milagrosas pastillas.

    Durante el tratamiento tuve los tipicos efectos secundarios, como todas las personas que lo toman, nada alarmante. Pero es ahora, despues de casi un año de finalizar el tratamiento, cuando mas estoy sufriendo: tengo los ojos permamentemente secos, dolores de espalda y articulaciones continuos, dolores de cabeza, sequedad generalizada en todo el cuerpo, sangrado nasal, estreñimiento, ansiedad producida por todo esto, dificultades para dormir..

    Mi calidad de vida se ha visto disminuida un 70%, ya que no puedo hacer casi nada de lo que hacia antes, nisiquiera puedo agacharme sin sufrir dolores en mi espalda y rodillas.

    Mi vida se ha convertido en un ir y venir de especialistas; traumatologos, oftalmologos, reumatologos, neurologos…y ninguno de ellos me da solucion a mis problemas.

    He creado una web para que todos los que pasen o hayan pasado por lo mismo que yo, lo difundan y que se sepa de lo que es capaz de hacer este medicamento, que nisiquiera los laboratorios que lo producen conocen exactamente su mecanismo de accion, es un veneno, y desde luego, al menos yo, pienso dedicar mi tiempo y ganas a difundir mi mensaje.

    Esta es la web que he creado:

    http://secuelasdercutane.blogspot.com/

    Gracias
    David

    • Lula
      16 octubre 2011

      Hola David,

      bienvenido al Blog de Lula y muchas gracias por tu testimonio.

      Siento mucho lo que te ha sucedido y espero que puedas ir recuperándote. Hay muchas cosas maravillosas para seguir disfrutando de la vida. Y seguro que, precisamente por lo que te ha pasado, puedas captarlo mejor.

      Yo he tenido una experiencia muy parecida que me ha hecho reflexionar muy a fondo sobre los medicamentos y los tóxicos a los cuales estamos expuestos inocentemente a lo largo de nuestra vida. Estos causan muchos efectos indeseables en nuestra salud, y con frecuencia, ni los médicos pueden atajarlo.

      Sólo nos queda asumir nuestra situación y mantener nuestra dignidad en alza, para denunciar estos hechos y difundir estas informaciones “ocultas” en pro de evitar más casos. Por eso creamos blogs como el tuyo y el mío.

      Sí, es indignante ver cómo se sigue permitiendo la fabricación y venta de “veneno” engañando al consumidor, al paciente. Cómo les “venden” que van a solucionar su problema, cuando posiblemente les van a provocar otros tantos más, y lo más probable es que resulten incluso irreversibles. Cada uno debería despertar su espíritu crítico e informarse por su cuenta, somos demasiado influenciables.

      También me crea mucha impotencia cuando te pasan de un especialista a otro y ves que no tienen ni idea, finalmente tienes que informarles tú de tu propia enfermedad. Las consecuencias de los tóxicos en la salud se les escapan de las manos, porque suelen afectar a nivel general. Siempre salen con las mismas: tienes ansiedad, depresión, constipado, gastroenteritis, infección de acá o allá… dando palos de ciego.

      Es difícil encontrar un especialista, y aún es más duro cuando lo encuentras y se marcha dejándote desamparada…

      Te sientes a la deriva, sin saber por dónde te puede salir esto, sólo te consuela la fuerza de vivir con intensidad los días “buenos” que tu dolencia te permita.

      Y como tú dices, no hay intención de alarmar, sino de concienciar al prójimo.

      Me pareces una persona muy valiente y comprometida por lo que me cuentas. He echado un vistazo rápido a tu blog, para poder contestarte pronto y me consta que quieres ayudar a los demás. Si me lo permites, pondré un enlace a tu blog en este artículo, para que quienes lleguen puedan ampliar la información. Te parece bien?!

      Es muy importante para mí que la gente se tome en serio estas cuestiones, pues ni más ni menos es por lo que me decidí también a crear este blog, como tú has hecho. Sigue leyendo porque encontrarás más artículos que pueden interesarte.

      Me has hecho recordar algo: en un trabajo que tuve hace unos años, había una chica que también tomaba unas pastillas muy fuertes para el acné. Recuerdo que tenía la piel muy seca, los labios fatal, sólo se contentaba pensando que eso pasaría una vez terminado el tratamiento y que tendría su cutis perfecto… No la he vuelto a ver, así que no se cómo le habrá ido. Espero que bien.

      Que no se me olvide, no dejes de visitar el blog de Carlos de Prada. Por si no le conoces, es naturalista, periodista y escritor, pero sobre todo una persona crítica y muy comprometida con la salud del planeta en general. Te paso el enlace: http://carlosdeprada.wordpress.com/presentacion/

      ¡Te deseo una pronta mejoría!

      Saludos,

      Lula

comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información

error: Content is protected !!