Inicio / Jabones /

Cómo se hace un Jabón Casero de Avena

Cómo se hace un Jabón Casero de Avena

by Lula

¡Este finde toca jabonear!

Con tanto trajín, ya lo echaba de menos. Me apetece hacer otro jabón casero con leche de cabra y avena, que viene gustando mucho a los peques.

Os cuento mi forma de hacerlo:

Aún tengo avena en la despensa, pero tengo que ir a por leche de cabra fresca. Por aquí cerca tengo una granja donde puedo abastecerme de leche de cabra recién ordeñada. La señora es un encanto y siempre nos quedamos un rato charlando, lleva toda una vida dedicada a sus animales. Los chicos van preparando las cabras, y nosotras esperamos a que nos pasen la leche recién ordeñadita.

Ya en casa, hay que prepararla y a la nevera. También hay que preparar la avena y esperar su momento para poder utilizarla.

Previamente he calculado mi receta en mi cuaderno, para saber qué cantidades de leche y avena he de separar. Normalmente suelo usar la misma receta, pues me da muy buen resultado, pero hay que recalcular según quiera hacer más o menos cantidad de jabón.

Ya tengo el aceite justo, la sosa diluida, los moldes, la báscula, las ollas y demás utensilios en su sitio. Todo tiene un orden, según su momento de uso, imprescindible para minimizar accidentes. El delantal, las gafas de seguridad, guantes y la habitación bien ventilada.

Ya pesados los ingredientes, están colocados de manera ordenada según tenga que ir añadiendo, así no se me olvida nada y evito errores. Hay que trabajar con orden y mucha atención.

Empezamos midiendo la temperatura del aceite. Ahí vamos:

Ya hemos diluido antes la sosa, colado y controlado su temperatura. La añadimos con cuidado al aceite, poco a poco y removiendo para que vaya emulsionando la mezcla. Comienza la reacción química de saponificación.

Ya se nota cómo va aclarando el color de la mezcla.

Va cambiando la textura, su espesor. Se dice que está alcanzando su punto de traza, es decir, cuando los ácidos grasos del aceite y el álcali (sosa) se fusionan lo suficiente mostrando una apariencia de mahonesa ligera.

Vamos añadiendo la leche:

Un toque de batidora para homogeneizar la masa.

La temperatura esta bajo control. Añadimos la leche de avena, que previamente se ha preparado también con la leche de cabra:

Volvemos a batir un poco más y ya tenemos la masa en su punto. Es el momento de enmoldar, sin prisa, pero sin pausa.

como hacer jabon casero

como hacer jabon casero

como hacer jabon casero

Y ahora vamos a por los moldes pequeños, unos simpáticos muñequitos para los peques:

…se aprovecha todo. Todo, todito, todo.

Pasado un rato ya ha solidificado bastante como para decorar un poco la superficie. Aunque pueda parecer feo, después de cortado tiene su atractivo.

Y así queda una vez solidificado y desmoldado:

Quitamos las rebabas.

Y procedemos a cortar las barras.

¡Tachán!

Y ahora las pastillas.

Aquí se ve muy bien que la masa ha gelificado casi por completo. Esto es que el jabón ha pasado por la fase de gel, a cierta temperatura, y la saponificación prácticamente se ha completado. Ya sólo queda pulir un poco los cantos y llevarlo al secadero durante al menos seis semanas, y hasta 6 meses y 1 año. Cuánto más tiempo, mejor jabón, comprobado.

La paciencia es la madre… del jaboneo.Componentes: Aceite de Oliva Virgen Extra, Hidróxido de Sodio, Agua, Leche de Cabra y Avena.

Por ahí tengo un artículo donde os hablo un poco sobre la leche de cabra.

Y también hay algo sobre las propiedades del aceite de oliva.

Sobre la avena, deciros que resulta muy hidratante y suave.

Por un lado, hidrata y por otro,  actúa como un manto protector frente a la deshidratación. La aprecian muy mucho las pieles secas o con dermatitis, soriasis, urticaria, prurito, quemaduras, así como aquellas con acné y la sensible piel de los niños. Es el efecto sedante de sus alcaloides lo que calma las irritaciones.

Las proteínas de la avena, aveninas, propician el nivel de ph óptimo de la piel.

Es rica en vitaminas y minerales que favorecen la cicatrización, y también tiene sustancias antioxidantes.

La Avena ayuda a limpiar la piel, pero con suavidad, dejando la piel relajada.

Nota para los celíacos. Dado que el gluten no es absorbido a través de la piel, pues sus moléculas son demasiados grandes, el jabón casero de avena no debería de suponer un riesgo para las personas celíacas. No obstante, aún no hay investigaciones que confirmen su inocuidad, por lo que Lula no os recomienda su uso.

Así que en el jabón casero de avena con leche de cabra y aceite de oliva, tenemos un aliado limpiador, hidratante, calmante, cicatrizante, regenerador, remineralizante y protector para todo tipo de pieles. Todos lo quieren, y a mi tampoco me falta nunca.

Yo se quien quiere ootrooo…

Nos vemos en otro post,

Lula

jabonjabonlula.com

 


 

Referencias:

Foro de celíacos y relacionados “Forosin”

Fundación Convivir o Fundación de Intolerancia al Gluten. (Cosméticos sin gluten)

Guía Celíacos – (Productos de higiene personal sin gluten)

Facultad de Medicina de Chile – (Enfermedades del colon e intestino)


 

Cómo se hace un Jabón Casero de Avena

Imágenes Relacionadas:

Compartir este artículo

Comentarios

  • Daniel
    2 abril 2013

    Hola, disculpa la decoración como la hiciste?? Que te ha quedado muy bien? Utilizaste alguna espátula?? Gracias por la respuesta y saludos desde Puebla, México.

    • Lula
      3 abril 2013

      Hola Daniel,

      ésta vez me serví de una cucharilla, pero sí, también te saldría estupendo con una espátula de cocina.

      Gracias por tu visita y saludos para México,

      Lula

  • felix
    13 marzo 2013

    HOLA CUANDO HABLAS DE TEMPERATURA, SIGNIFICA QUE CALIENTAS EL ACEITE LAS LECHES SE PONEN FRIAS. Y GRACIAS POR TU PUBLICACION.-

    • Lula
      17 marzo 2013

      Hola Felix,

      yo sigo el método en frío, pero sí es conveniente controlar que tanto los aceites como la disolución de la sosa tengan una temperatura pareja, unos 40 ºC. Luego, el calor sube sólo, con la propia reacción de saponificación. Si hace mucho frío, se puede dar un pelín de calor por un par de minutos. La leche, fría.

      Buen domingo y gracias por tu visita,

      Lula

      P.D.: Mucha gente se comunica a través de internet, pero desconoce el Protocolo de la Red o “Netetiqueta”, que acuerda ser más apropiado escribir en minúsculas, pues usar palabras en mayúscula que no sean títulos suele ser considerado como GRITOS. ¡Saludos!

  • Ana
    5 febrero 2013

    Buenísimo el tutorial, lo haces ver tan fácil, que hasta me animo a probar, gracias.

  • gladys
    27 enero 2013

    me gustaria que mensionaran la cantidad de ingredientes, para hacer el jabon de avena o si se puede reemplazar por otra leche, ya que en el lugar donde vivo no se encuentra, muchas gracias

    • Lula
      3 febrero 2013

      Hola Gladys,

      se trata de un sencillo jabón de Castilla, ya sabes, únicamente con aceite de oliva. Le puedes añadir sólo leche de avena y prescindir de la leche de cabra. Verás que también te saldrá un jabón muy suave y buenísimo. El de limón lleva un poco de cera de abejas, pero si no la pones, mejor, porque le resta espuma y ya un Castilla suele tener poca. Y un poco de zumo de limón templado con miel.

      Gracias por tu visita y un saludo,

      Lula

  • Sonia
    4 enero 2013

    Hola. Gracias por su tiempo y dedicación. Me gustaria hacer este jabon con avena pero no con leches ya q.no tengo ninguna granja cerca de mi casa y los del supermercado no me gustan para nada. Como puedo hacerlo sustituyendo la leche de cabra por alguna otra cosa, como por ejemplo, calendula o manzanilla ya q.tengo la piel sensible con rojeces y seguramente me iria estupenda…cual serian las proporciones por favor? Será mi primera experiencia en el arte de confeccionar jabones!! 😀
    Gracias en el aguardo de que me conteste.
    Feliz 2013.

    • Lula
      10 enero 2013

      Hola Sonia,

      gracias a ti también por tu visita y por el nuevo año.

      A ver, en vez de leche de cabra puedes poner sencillamente agua, ya que dices que sería tu primera experiencia en la elaboración de jabón, así no te complicas. La leche hay que manejarla con otros cuidados y puede comportarse un tanto “rebelde”, por lo que hay que saber manejarse.

      Un jabón de aceite de oliva seguro que te va a venir bien a tu piel sensible, pero debes saber hacerlo, no sólo basta con conocer las proporciones. Por tu seguridad, te aconsejo que te informes y prepares al menos a nivel básico y uses ingredientes sencillos para ese nivel. De veras, el jabón de castilla no te va a decepcionar y es por donde mejor puedes empezar.

      Si lo necesitas ya, es mejor que de momento busques uno en una tienda de productos naturales que tengas cerca, mientras haces el tuyo y pasa el tiempo de curado y secado necesario para que puedas usarlo con seguridad.

      Si te decides y te surgen nuevas dudas, estoy en info@jabonjabonlula.com.

      Un saludo,

      Lula

  • 7 noviembre 2012

    Hola queria saber si el jabon. De avena y todo eso… Pudiese derretir jabon de glicerina y luego echarle leche y la avena… Espero tu respuesta gracias

    • Lula
      8 noviembre 2012

      Hola Michel,

      yo sólo hago jabones de aceite, principalmente de aceite de oliva. Nunca los he hecho de glicerina, pero he leído algo al respecto. Pienso que sí que podrías añadirle la avena. No obstante, un jabón de aceite aporta más propiedades a la piel e incluso su propia glicerina natural. Asegúrate de que la glicerina que compras es pura, que no esté adulterada con sustancias sintéticas.

      Un saludo,

      Lula

  • eli
    24 octubre 2012

    Que cantidades hay que usar de cada ingrediente? puedo usar otro tipo de leche???

    • Lula
      30 octubre 2012

      Hola Eli,

      en cuanto a la leche, puedes usar sólo leche de avena o hay gente que incluso usa leche de cabra en polvo o leche de vaca.

      La leche de avena podrías hacerla poniendo una cuchara de avena a hervir en medio litro de agua. Dejas enfriar y lo cuelas. Y ya lo aplicas según la cantidad de jabón que quieras hacer. La verdad es que un baño con jabón de avena alivia mucho la piel, pero también puedes poner un poco de esta leche en la bañera o aplicarla directamente a tu piel, luego te enjuagas, y ya verás qué suave e hidratada te queda.

      Las cantidades o receta del jabón no tengo costumbre de publicarlas por prudencia, ya que trabajamos con productos irritantes que hay saber manejar correctamente para evitar daños y no todo el mundo lo tiene en cuenta. Si tu ya sabes manejarte bien en el jaboneo, puedes aplicar la avena preparada de esta manera. Espero te sirva el consejo.

      Un saludo,

      Lula

  • 3 septiembre 2012

    esto es muy bueno saberlo que chebre

    • Lula
      5 septiembre 2012

      Hola Laura,

      me alegra que te haya sido útil.

      Un saludo,

      Lula

  • Angélica
    8 junio 2012

    Estoy encantada con tus jabones. Y gracias por compartir tus ideas. Está fabuloso.

    • Lula
      10 junio 2012

      Gracias Angélica.

      Así es cómo lo hago yo, aunque cada cual tiene su técnica, sus preferencias o truquillos… Se puede hacer jabón de diversas maneras, según los ingredientes, la cantidad, el tiempo disponible, el diseño, el estilo de cada cual. Este está hecho con mucho mimo y mucha paciencia.

      Un saludo,

      Lula

      • yamila jerez
        21 noviembre 2012

        me gustaria saber la formula del preparado de leche de cabra y avena que añades a la mezcla, como lo haces y como lo calculas , gracias
        y te felicito, te quedan muy lindos tus jabones

        • Lula
          21 noviembre 2012

          Hola Yamila,

          unos comentarios más arriba se habla sobre ello, y si la prefieres más concentrada, pues añadir dos o tres cucharadas de avena, al agua o a la leche. La verdad es que esto es también cuestión de gustos y de cómo a uno le siente mejor.

          A ver qué tal te salen! y gracias, me alegro de que te hayan gustado.

          Un saludito,

          Lula

  • cristina
    4 junio 2012

    Muy buena la explicación, parece fácil pero como siempre nos dices ¡hay que tener mucho cuidado con la sosa!
    Muchas gracias por tu blog y tus jabones que me están dejando la piel nueva!! espero algún día dominar este arte tanto como tú, enhorabuena… 😀

    • Lula
      5 junio 2012

      Hola Cristina,

      he intentado resumirlo y poner bastantes imágenes para que os hagáis una idea de de dónde salen esos jaboncillos que os gustan tanto. Y es verdad que esto es un arte, otra cosa es que yo lo domine. Al menos se me deja manejar.

      Saludines,

      Lula

comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información

error: Content is protected !!