Sobre la piel

by Lula

 

Hola,

ya que vamos a usar jabones naturales, vamos a conocer un poco sobre la piel.

La piel es el mayor órgano del cuerpo y se encarga de proteger su interior frente a las agresiones externas, de liberar parte de las toxinas que produce el organismo, así como de regular la temperatura coporal.

Su función como barrera protectora, debe garantizar un buen aislamiento del exterior para evitar daños a los órganos más internos y para ello, la estructura epitelial debe mantenerse en buen estado. Es decir, de la piel, no sólo importa su estética, sino aún más su integridad y buen funcionamiento.

En primer lugar, para tener una piel sana, hay que cuidarla desde el interior con una buena alimentación e hidratación. No obstante, también ha de hacerse desde el exterior, protegiéndola del sol, del frío, de los tóxicos o contaminación, e incluso seleccionando adecuadamente los productos que usamos para la higiene.

Fuente: Wikipedia

Con frecuencia y, por desconocimiento o pereza, a la piel no se le presta la atención que merece. Un error que cometemos la mayoría y que acarrea molestias y serias complicaciones a nuestra salud.

La piel no sólo nos “viste”, sino que además nos protege comunicando las necesidades del interior del organismo con respecto al medio ambiente en el que se encuentra. Como ejemplo, una manera de proteger a los órganos internos es evitar la pérdida excesiva de agua, protegernos de las radiaciones solares o regular la temperatura corporal a través de la transpiración o sudor. Y no sólo nos protege, además nos permite disfrutar del extraordinario sentido del tacto.

Es vital que tomemos conciencia de lo mucho que significa la piel para nuestro organismo, pues sólo así podremos preservar sus cualidades para poder gozar de una mejor salud y calidad de vida.

Aún así, no es suficiente con conocer y “querer cuidar” nuestra piel, sino que también debemos conocer las sustancias con las que se elaboran los cosméticos industriales que usamos. La mayoría de ellas son sintéticas, tóxicas y pueden llegar a ser muy perjudiciales. Estas acceden al torrente sanguíneo a través de la piel, distribuyéndose por todo el organismo y acarreando diversos contratiempos sanitarios.

Se han realizado numerosos estudios científicos que demuestran los efectos negativos de muchas de estas sustancias, pues comprometen de manera importante el estado de nuestra salud. Algunos de estos deterioros, dolencias o enfermedades más sonadas son las alergias, dermatitis atópica, soriasis, alteración hormonal y nerviosa y un sin fin de dolencias.

De entre estas sustancias problemáticas, están presentes en los cosméticos de todo tipo derivados del aluminio, los parabenes, el plomo, los ftalatos, los bisfenoles, el triclosan o los almizcles sintéticos, entre otras muchísimas.

Las citadas sustancias suelen alterar el manto protector o ph de la piel, que es lo que nos mantiene aislados de los agentes externos agresivos.

Así, con el hábito de leer las etiquetas e informarnos sobre los productos que hay en el mercado, estaremos mejor capacitados para decidir cuáles de ellos escogemos para nuestra higiene y salud.

De hecho, cada vez más personas se pasan al jabón natural, al jabón elaborado de manera artesana y con ingredientes naturales. ¡Infórmate y piénsalo!

Un saludo,

Lula

jabonjabonlula.com

Compartir este artículo

Comentarios

comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información

ACEPTAR
Aviso de cookies
error: ¡El contenido está protegido!